Se intensifica la presión por reformas motivadas por el robo de sueldos

COMUNICADO DE PRENSA
PARA EL JUEVES 23 DE JUNIO, 2016
12:00 P.M. — 1:00 P.M. EST

Contacto: Darlene Lombos, Community Labor United
Darlene@MassCLU.org, 617-723-2639

Se intensifica la presión por reformas motivadas por el robo de sueldos

Trabajadores y defensores incrementan esfuerzos para combatir $700.000.000 en sueldos robados a medida que la sesión de la legislatura de Massachusetts se aproxima a un cierre

 El“Contador de Sueldos Robados”debutará el martes en la Ruta 93 y en la web

BOSTON, MA – Los trabajadores y defensores de derechos están incrementando su demanda para que la legislatura de Massachusetts tome acción respecto a lo que ellos ven como una “epidemia” de robo de sueldos en Massachusetts.

Los grupos que respaldan el proyecto de ley 2207 del Senado de Massachusetts, Un Acta para Prevenir el Robo de Sueldos y Promover la Responsabilización de Empleadores, anunciarán varios modos de intensificación en su campaña este jueves 23 de junio al mediodía, cuando los trabajadores de varias industrias de reúnan en los escalones para compartir sus historias y promover reformas estatales. Aproximadamente $700 millones(1)  en sueldos son robados de los trabajadores de Massachusetts cada año por empleadores que quiebran la ley al ignorar el pago diferencial por horas extras, el sueldo mínimo, y otros reglamentos existentes.

QUIÉNES: Trabajadores que han sido impactados por el robo de sueldos, y sus partidarios comunitarios
QUÉ: Denuncia pública de robo de sueldos, inauguración de campaña pública StopMassWageTheft.org, inauguración del Contador de Robo de Sueldos en Massachusetts
CUÁNDO:  Jueves 23 de junio, 2016, 12P.M. a 1P.M.
DÓNDE:     Los escalones del Massachusetts State House, 24 Beacon Street, Boston, MA, 02133

Mientras, según los varios estudios basados en los datos del Departamento de Censo de los EE.UU., Massachusetts tiene uno de los niveles más altos de desigualdad de ingresos entre todos los estados estadounidenses. Boston ha sido repetidamente calificada como la ciudad más desigual de todo el país.

“Estas reformas básicas y de sentido común ayudarán a asegurar que a los trabajadores se les pague como prometido bajo leyes que ya existen,” dijo Darlene Lombos, Directora Ejecutiva de Community Labor United. “Estas reformas también apoyarán a los comercios y obedecen las leyes, comercios que merecen un campo de juego equitativo y no deberían estar en desventaja cuando sus competidores infringen la ley y participan del robo de sueldos.”

El jueves, Community Labor United presentará el “Contador de Robo de Sueldos en Massachusetts.” Cerniéndose sobre las carreteras en todo el estado en forma de carteleras digitales, el contador mostrará un registro del monto aproximado de sueldos robados de trabajadores en Massachusetts hasta ahora en 2016. El contador también será continuamente actualizado en una página web nueva, StopMassWageTheft.org, la cual será respaldada por campañas en medios sociales y comerciales de radio, también iniciando el jueves.

CONTEXTO ADICIONAL:

El Sen. Sal DiDomenico es el patrocinador principal de la legislación, la cual está siendo considerada actualmente por el Comité de Medios y Arbitrios del Senado. Los Representantes Aaron Michelwitz y Kate Hogan son patrocinadores principales de la legislación correspondiente en la Casa de Representantes. Los defensores de estos derechos dicen que esperan que el proyecto de ley sea aprobado antes de que finalice la sesión legislativa actual a fines de julio. La campaña ganó ímpetu recientemente, aprobando medidas similares a nivel municipal en Boston, Cambridge y Chelsea.

Si es aprobada, el Acta les pondría restricciones nuevas a los comerciantes que han sido sujetos a acciones criminales o civiles por no haber cumplido con el Acta de Estándares Laborales Justos de Massachusetts. En Massachusetts y en todo el país, los empleadores están subcontratando su trabajo y distanciándose de sus responsabilidades con sus empleados. Si bien a veces estas prácticas reflejan modos más eficientes de producir bienes y servicios, muy a menudo son el resultado de estrategias explícitas por parte del empleador para evadir leyes laborales y desgastar las protecciones de los trabajadores.

Los defensores de derechos laborales dicen que las sanciones y los reglamentos oficiales en la mayoría de las ciudades y a nivel estatal son demasiado débiles para prevenir que los empleadores categoricen erróneamente y les roben a sus empleados, particularmente a los empleados de sueldos bajos. Community Labor United emitió un duro informe recientemente describiendo la crisis de robo de sueldos en Massachusetts, titulado “Jugando con el Sistema: cómo los empleadores les roban a los trabajadores y se salen con la suya.”

Según los datos citados en el informe, la clasificación errónea le cuesta al estado hasta $259 millones anualmente en impuestos a las nóminas y $87 millones anualmente en impuestos al seguro contra el desempleo.

Se calcula que el robo de sueldos les cuesta a los trabajadores de los Estados Unidos miles de millones cada año, y solamente una fracción está siendo actualmente recuperada a través de demandas estatales y privadas.

 

# # #

Community Labor United (CLU) es la convocante de la campaña Buenos Trabajos, Comunidades Fuertes. CLU y sus aliadas trabajan proteger y promover los intereses de las familias de clase trabajadora de Massachusetts. A través de la formación de coaliciones, la investigación y el desarrollo de políticas, la educación pública y la movilización de la base, CLU moviliza políticas que promueven los trabajos de calidad y vecindarios sustentables.

 

1.) Bernhardt et al. (2009) performed a statistical survey of 4,387 low-wage workers across three cities and found 68% of lowwage workers experienced wage theft averaging $51/week or $2,634/year assuming a full-time schedule. We identified a universe of 513,611 low-wage Massachusetts workers building on figures reported by the Massachusetts Budget and Policy Center (2013). We applied the 68% prevalence rate to this universe to get 349,256 workers experiencing wage theft, and then applied a more conservative $2,000/year stolen per worker to get $698,512,000 wages stolen annually.

Recent Posts